August 6, 2019 - No Comments!

¡Llena tu cesta de la compra!

¿Se puede ahorrar usando una cesta en lugar de un carro? ¡Claro que sí! Aquí y Ahorra te explicamos los motivos:

1.Mides mejor las cantidades. Por ejemplo, en una frutería nos llevamos de media unos 7 kg de frutas y verduras, mientras que en la cesta del súper solemos cargar unos 3 kg. Esto es más rentable, ya que al final siempre acabamos tirando frutas y verduras que no nos dió tiempo a consumir. Además, una cesta se llena antes, por lo que limitamos las compras por impulso.

2.Puedes comparar precios. Llevar cesta permite hacer pequeñas compras. Aprovecha este factor para ir a varios supermercados diferentes. Hazlo y descubrirás cómo cambian los precios de los productos en cada establecimiento. Para tener una idea más exacta, te recomendamos revisar los tickets de compra.

3.Es más cómoda y manejable. Una cesta de la compra tiene mayor ergonomía y movilidad que un carro. El asa evita las vibraciones y, por tanto,el movimiento indeseado de los productos que lleves. Además, las cestas hacen mucho menos ruido y te permiten llevar una mano libre con la que abrir Gelt en el súper. 🙂

4.Se adapta a cada supermercado. Precisamente por lo que comentábamos en el punto anterior, las cestas vienen bien en cualquier caso: en hipermercados grandes puedes moverte más rápido que con un carro, mientras que en los pequeños súpers de barrio, no congestionarás ningún pasillo. Eso sí, procura coger una cesta con ruedas.

5.Te enteras de más promociones. Generalmente, los supermercados cambian sus ofertas los miércoles. Si haces la compra con un carro, no necesitarás ir cada semana, pero te perderás grandes oportunidades de ahorrar a través de novedades y promociones tan buenas como estas.

¿Sabes algún motivo por el que las cestas de la compra sean mejor que los carros? ¡Déjanos un comentario aquí o en nuestra cuenta de Instagram!

Leave a Reply

Top