Consejos con Denominación de Origen

Llegan muchas comidas/cenas festivas y seguro que quieres presumir de buen gusto vinícola. Este es el único blog en el que podrás leer consejos sobre vino escritos por un tío que no entiende del tema. Eso sí: soy experto en ahorro y promociones. Voy a responder de forma muy lucrativa a las dudas más comunes que nos surgen sobre el zumo de uva (y cómo hacer que nos salga rentable) de cara a las Navidades. Lo he separado por preguntas para que leas las que más te interesen, aunque te recomiendo que le eches un vistazo a todas porque me han quedado muy biente va a venir genial.

¿Qué vino puedes comprar para quedar bien?

Si tus anfitriones no son grandes entendidos en vino (tranqui: poca gente lo es), te recomiendo los afrutados con baja graduación alcohólica. Los blancos espumosos suelen ser una apuesta segura. Y si no os gustan con burbujas, podéis optar por un blanco de la variedad verdejo. Nunca falla.

¿Cuánto gastar en vino para quedar bien sin arruinarte?

Teniendo en cuenta que lo normal es llevar entre dos o tres botellas (si llevas una quedas de rácano/a), te diría que no te gastes más de 20 euros. Por debajo de ese precio puedes conseguir auténticos chollos. La clave es la presentación: cómprate una caja de madera en cualquier tienda barata y coloca dentro los vinos. Aunque los hayas comprado en el súper, parecerá que acabas de venir de la bodega.

¿Con qué vino puedes cocinar mejor?

Si eres tú quien ejerce de anfitrión/a y te has motivado viendo Masterchef, debes saber que hay ciertos vinos que le dan empaque a comidas muy normalitas de por sí. ¿O acaso te comerías algo cocinado con un vino del que no te beberías una copa? Gracias al ensayo/error, puedo afirmar que los vinos dulces empalagan demasiado, por lo que es mejor usar vino tinto: va genial para salsas y carnes rojas. Si, por el contrario, te atreves a hacer un pescado con salsa, prueba con vino blanco.
Como ves, la intuición para cocinar con vino es la misma que para el maridaje (el arte de saber con qué comida combina mejor cada vino). Pero eso te lo cuento otro día. 😛
¿Tienes más preguntas? más que a mí, pregúntale al vino: en la etiqueta viene bien explicada la Denominación de origen, en qué recetas utilizarlo, los grados alcohólicos que contiene o el tipo de uva con el que está hecho. No pierdes tiempo ni dinero echándole un vistazo a la etiqueta. usa esa información para comparar precios y saldrás ganando.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*